miércoles, 2 de febrero de 2011

EL MÉDICO DE LOS MUERTOS- Literatura vanguardista.

EL MEDICO DE LOS MUERTOS

Julio Garmendia

CARACTERÍSTICAS FANTÁSTICAS

a. Lo inverosímil con aires de verdad. En este cuento se hace presente durante todo el desarrollo del mismo, ya que los muertos no salen a caminar, no se ríen, no hablan, no tienen movimiento. ejemplo

Los muertos se daban vuelta, se tapaban los oídos

Cuando llamaron al antiguo celador del cementerio ¡Pompilio!, ¡Pompilio!, Señor Pompilio!

b. Lo humanístico: se hace presente cuando estaban reunidos los muertos y uno de ellos se hizo el desmayado, lo que hizo a los demás ir a buscar al médico, quien era otro muerto. ejemplos

Estoy aquí echado sobre hojas secas, doctor, explicó el desmayado, incorporándose a medias en su lecho de crujiente hojarasca

c. Lo irónico: Se hace presente en este cuento cuando el médico de los muertos piensa: Cuando estaba entre los vivos era el médico de ellos y luchaba contra la muerte. A veces el desaliento me invadía y no aspiraba ya entonces más que a la muerte misma, para lograr al fin la certidumbre que nunca hallaba en la existencia y ahora, añadió con una vaga y dolorosa turbación el voz, ahora soy el médico de los muertos y yo mismo estoy muerto.

d. Lo ambiguo: Se encuentra en el cuento en todo su desarrollo, ya que en el mismo, los muertos hablan, caminan, tienen movimiento, se ríen, puesto que lo antes señalado son actividades realizadas solamente por los vivos. Ejemplos:

Mi tumba, dijo otro, era un reciente jardín, mil flores lo adornaban, daba gusto a sentarse ahí, debajo

Me acuerdo ahora, murmuró alguien, interrumpió este discurso, me acuerdo ahora que por aquí mismo fue enterrado cierta vez, Pompilio Urbano, quien fuera nuestro Celador principal por largo tiempo

e. Critica social y humana: La trama de este cuento presenta una crítica a la forma como la sociedad se comporta, sin una planificación adecuada, no teniendo en cuenta el daño que se pueda causar, al mismo tiempo la ciudad fue creciendo también, poco a poco, de esta forma, acercándose al cementerio y acabó finalmente por rodearlo.